Hacemos pulseras. Manualidades para y con niños

Pintamos los aros con spray y después con esmalte

Nos encantan las manualidades, en este caso vamos a hacer pulseras. Pasamos grandes ratos juntas, exponiendo ideas, decidiendo qué hacer, cómo lo vamos a hacer, … Pasamos ratos muy agradables.

Las manualidades, además, aportan muchos beneficios. Ejercitan el cerebro, mejoran la atención y fomentan la reflexión y la perseverancia.

Con las manualidades desarrollamos nuestra creatividad y adquirimos habilidades que podemos aplicar en nuestro día a día.

Es una experiencia muy gratificante, sobre todo si se realiza en familia. Además, vamos descubriendo cómo los peques van desarrollando sus distintas capacidades.

Pues bien, me dejó de rollos y vamos a hacer nuestras pulseras.

  • Pulsera comestible

Estas pulseras son similares a las que venden en las tiendas de chuches, que llevan caramelos. Nosotras hemos utilizado cereales y un limpia pipas para ir insertándolos. Así trabajamos también la motricidad fina.

  • Con palos depresores
Palos depresores y washi tape

Está pulsera es más laboriosa. Primero tenemos que poner los palos a hervir durante una hora aproximadamente. Deben ser manejables.

Cuando se hallan enfriado lo suficiente como para poder cogerlos, los debemos meter en un vaso o bote de cristal presionando la pared y dejarlo ahí toda la noche.

Cuando los saquemos deben mantener la forma redondeada, de no ser así los dejamos más tiempo dentro del vaso.

Na vez que estén listos, simplemente es decorarlos como más nos gusten. Nosotras le pusimos washi tape, pero podemos pintarlas, ponerles pegatinas, imaginación al poder.

  • Pulseras de gomitas
Pulseras con gomitas de colores

Compramos una caja en la que venían las gomitas y ese aparato que se ve en la foto. Probamos a hacerlas con el aparato, pero fracasó, no supimos.

Al final, decidimos poner un vídeo de Youtube para aprender a hacerlas con la pinza. Estuvimos un buen rato entretenidas, hasta que acabamos con dolor de dedos…

  • Pulseras con una botella reciclada

Primero hemos cortado la botella en aros. Le pasamos con la plancha por los bordes con el fin de redondearlos.

Así ya las podríamos adornar, pero nosotras le hemos dado primero con spray. Al secar mis niñas las han decorado pintándolas con esmalte de uñas.

¡¡Y ya tenemos listas nuestras pulseras hechas por nosotras mismas!! Hacer sus cosas propias ayuda mucho a mejorar su autoestima.

Hicimos un contenedor para el reciclado de los envases, pasad a verlo. Y si os animáis a hacer las pulseras o el contenedor espero que me lo contéis.

Dejadme en los comentarios qué pulseras o accesorios les gusta hacer a vuestros peques. ¡¡Me encanta leeros!!

Contenedor reciclado para darle una segunda vida reciclando

Qué importante es la educación ambiental. Aunque más que importante, es fundamental, al menos así lo veo yo. Con la realización de este contenedor vamos a fomentarlo.

Desde muy pequeñas mis niñas siempre me acompañan a reciclar, y participan en casa y en el colegio en la separación de residuos.

Ellas ya saben que los envases van al contenedor amarillo, el vidrio al verde,…

Pero siempre separábamos en bolsas de plástico o de papel dependiendo de su destino. Ahora estamos creando nuestros propios contenedores. Y como no podía ser de otra manera, lo estamos haciendo con material reciclado.

Para empezar, hemos empezado con el contenedor para reciclar los envases. Debía ser algo que pudiesen llevar ellas solas, pero en el que nos cupiesen, al menos, tres o cuatro envases.

La solución llegó pronto, una garrafa de agua de 8 litros!! ¿No os parece perfecto?

¿Qué necesitamos?

  • Una garrafa de agua de 8 litros
  • Un cúter
  • Pegamento blanco escolar o cola
  • Papel de seda de varios colores
  • Pinceles o brochas
  • Un poco de agua
  • Un cordón de zapatillas
  • Taladro de papelería

¿Cómo lo hacemos?

En primer lugar le quitamos a la garrafa de agua las pegatinas que pudiera llevar y le cortamos la parte de arriba para que nos quede lo más cuadrada posible.

Cortamos el papel de seda en trozos no muy pequeños, sobre todo si los niños son muy pequeños, así lo podrán manejar mejor. Si los cortan con tijeras, también estarán desarrollando esa habilidad. ¿Os gustaría ver actividades divertidas para aprender a usar las tijeras? Pincha aquí.

Cortamos el contenedor reciclado

En un cuenco mezclamos el pegamento escolar con un poquito de agua.

Ahora viene la parte del trabajo que más les gustó a mis niñas. Con unas brochas hay que «pintar» el contenedor con la mezcla del pegamento, colocar encima los trozos de papel de seda y volver a pintar encima del papel.

Así hasta completar todo el perímetro de nuestro contenedor. Al acabar debemos dejar secar al aire, tarda bastante poco en secar.

Una vez que esté bien seca le hacemos dos agujeros, uno frente al otro, con un taladro escolar se hace muy bien, y le atamos un cordón, eso nos hará de asa. Así todo es reciclar!!!

Nuestro contenedor está listo para usar

Pues así de bonito nos quedó nuestro contenedor para reciclar envases!!

En casa hacemos muchas actividades con materiales reciclados, seguro que te gustaría ver todo en nuestro Instagram.

¿Cómo ayudáis a vuestros peques a reciclar? ¿Tenéis trucos o les gusta la idea por si sola??