ROLLOS DE PAPEL. Manualidades y más ideas para niños

Conteo con rulos y bastoncillos

¿Eres de las personas que tiran los rollos de papel higiénico? Si tu respuesta es sí, estoy segura que a partir de que leas este post eso va a cambiar.

En casa tenemos una caja de zapatos llena de rollos, cuando gastamos algunos para una manualidad o cualquier otro juego, inmediatamente los reponemos. Así nuestra caja siempre está llena para cuando los necesitemos.

Los rollos de papel higiénico son un gran recurso para hacer manualidades con los peques. Pero no solo eso, hoy os vamos a enseñar para todo lo que los usamos nosotras.

Manualidades

Son infinitas las opciones que nos dan los rollos para hacer manualidades, cualquier cosa que imaginemos se puede hacer con ellos.

El teléfono lo hicimos para un reto nuestra queridísima tribu Los inventos de mamá, pasad por su blog, porque encontraréis mil propuestas y actividades, todas desde el mayor amor hacia nuestros peques.

CUENTA CUENTOS

Rollos cuenta cuentos

Sobre unos rollos hemos puesto cinta adhesiva (no tenía papel film) y sobre la cinta hacemos los dibujos. Ahora nos hace falta bajar las persianas y una linternas pequeñas o las del móvil.

A dejar volar la imaginación, e inventar un cuento con las imágenes que aparecen en la pared. ¿Cuántos cuentos seremos capaces de inventar con las mismas imágenes?

CONTEO

Conteo con rollos y bastoncillos

Aquí hemos pegado los tres rulos con silicona, hemos puesto un número en cada uno y hemos marcado los puntos correspondientes. A cada punto le hemos hecho un pequeño agujero.

Además de la grafía y Conteo, trabajamos la motricidad fina. Podéis hacerla con la cantidad de rollos que queráis, así se pueden trabajar más números.

RECONOCIMIENTO NOMBRE

Cortamos los rollos en trocitos iguales. En cada trozo escribimos una letra de su nombre, ahora le toca ir colocándolos en orden para que se pueda leer su nombre.

Muchas más actividades para aprender a escribir el nombre propio.

MOTRICIDAD FINA

Dos propuestas de trabajo de motricidad fina con los rollos.

En la primera hacemos unos agujeros a los rulos, le damos una cañita al peque y a trabajar motricidad fina y coordinación.

En la segunda opción, solamente deben de volar los pompones en el rollo.

Os dejo más actividades de motricidad fina y muchas ideas con pompones.

RECONOCIMIENTO LETRAS Y FIGURAS GEOMÉTRICAS

Ambas actividades son iguales, solo cambia lo que queremos aprender.

En la primera identificamos las figuras geométricas básicas. Yo las he dibujado en el rollo, ella pega los gomets correspondientes.

En la segunda queríamos trabajar las vocales minúsculas, pero lo podéis hacer con cualquier letra.

Espero que os hayan gustado, si es así me haría mucha ilusión que lo compartáis. Además que me ayudarías a crecer y seguir compartiendo.

El soplo. 7 juegos para trabajarlo con niños

Trabajamos el soplo con un muñeco de nieve y poliespan

Trabajar el soplo en los niños es muy importante, ya que se ejercitan los músculos que intervienen en el habla.

Muy poco se habla de esto, hay muy poca información, aunque cada vez más. Los ejercicios del soplo de realizan para ayudar a controlar la respiración y ser conscientes de este acto.

Normalmente estos ejercicios se realizan cuando existe alguna alteración del habla, pero los logopedas nos advierten de la importancia de trabajar esta habilidad desde pequeñitos.

Os dejo los juegos que hacemos en casa para que este trabajo sea divertido y lo vean como un juego

  • Dibujamos el pelo con pintura y caña

Hemos dibujado unas caritas sin pelo, para dibujar el pelo hemos echado una gotitas de témperas diluidas con agua, y a practicar el soplo con una cañita.

  • Cortina
Cortina hecha con cartulina para trabajar el soplo

En este caso hemos hecho un cuadrado de cartulina, después hemos colocado una cortina hecha con un folio de color. Ahora a soplar y soplar para que la cortina suba el máximo posible.

  • Lluvia de confeti en una botella
Soplamos a través de una cañita en una botella con confeti para generar un huracán

En una botella hemos puesto un poco de confeti, le metemos una cañita, e intentamos que no queden huecos entre la cañita y la botella para que no se vaya el aire. De esta manera trabajamos el soplo y generamos una lluvia muy colorida y divertida.

  • Rueda, rueda pelotita
Hacemos rodar una pelota por un circuito de plastilina para trabajar el soplo

Hemos hecho un circuito de plastilina. Con una cañita debemos soplar para hacer que la pelota avance y complete su recorrido.

  • Nieve en una bolsa

Este juego lo hicimos en la clase de Carla y a todos les gustó mucho.

Primero coloreamos el muñeco de nieve y lo pegamos a una cartulina. Debemos meterlo en una funda de plástico, además añadimos bolitas de poliespan y lo preguntamos, eso sí, debemos dejar un hueco para meter una cañita.

Ahora a soplar con mucha fuerza para formar un tornado de nieve o, por el contrario, un soplo débil para que la nieve sea ligera.

Los que nos seguís en Instagram seguro que ya lo habíais visto. Éste y otros muchos juegos y actividades que hacemos cada día. Para los que no nos seguís os recomiendo hacerlo y no os perderéis nada.

  • Dragón boca de fuego
Soplo para producir que el dragón eche fuego
Soplamos para hacer que los papeles hagan el efecto de fuego de dragón

Con este nombre han bautizado mis niñas a su juguete de soplo; dragón boca de fuego!!

Solo necesitamos un rollo de papel higiénico, que hemos pintado de color verde. Le ponemos unos ojos con unos pompones. El papel es de seda, que pesa menos, y se mueve mejor al soplar.

NOTA: Podéis ver un montón de juegos y actividades con pompones en este enlace.

  • No te salgas de la línea
Sin salir de la línea

Podemos hacer una carrera de pompones, pero sin salir de la línea marcada. Además de trabajar el soplo, debemos dirigirlo para que el pompón llegue a meta sin salirse de la cinta que hemos puesto en la mesa.

Espero que os hayan gustado, y que trabajéis el soplo con los peques, ya que es muy importante para el habla. Contadme en los comentarios si utilizáis otros juegos u otras formas de trabajarlo.

Hacemos pulseras. Manualidades para y con niños

Pintamos los aros con spray y después con esmalte

Nos encantan las manualidades, en este caso vamos a hacer pulseras. Pasamos grandes ratos juntas, exponiendo ideas, decidiendo qué hacer, cómo lo vamos a hacer, … Pasamos ratos muy agradables.

Las manualidades, además, aportan muchos beneficios. Ejercitan el cerebro, mejoran la atención y fomentan la reflexión y la perseverancia.

Con las manualidades desarrollamos nuestra creatividad y adquirimos habilidades que podemos aplicar en nuestro día a día.

Es una experiencia muy gratificante, sobre todo si se realiza en familia. Además, vamos descubriendo cómo los peques van desarrollando sus distintas capacidades.

Pues bien, me dejó de rollos y vamos a hacer nuestras pulseras.

  • Pulsera comestible

Estas pulseras son similares a las que venden en las tiendas de chuches, que llevan caramelos. Nosotras hemos utilizado cereales y un limpia pipas para ir insertándolos. Así trabajamos también la motricidad fina.

  • Con palos depresores
Palos depresores y washi tape

Está pulsera es más laboriosa. Primero tenemos que poner los palos a hervir durante una hora aproximadamente. Deben ser manejables.

Cuando se hallan enfriado lo suficiente como para poder cogerlos, los debemos meter en un vaso o bote de cristal presionando la pared y dejarlo ahí toda la noche.

Cuando los saquemos deben mantener la forma redondeada, de no ser así los dejamos más tiempo dentro del vaso.

Na vez que estén listos, simplemente es decorarlos como más nos gusten. Nosotras le pusimos washi tape, pero podemos pintarlas, ponerles pegatinas, imaginación al poder.

  • Pulseras de gomitas
Pulseras con gomitas de colores

Compramos una caja en la que venían las gomitas y ese aparato que se ve en la foto. Probamos a hacerlas con el aparato, pero fracasó, no supimos.

Al final, decidimos poner un vídeo de Youtube para aprender a hacerlas con la pinza. Estuvimos un buen rato entretenidas, hasta que acabamos con dolor de dedos…

  • Pulseras con una botella reciclada

Primero hemos cortado la botella en aros. Le pasamos con la plancha por los bordes con el fin de redondearlos.

Así ya las podríamos adornar, pero nosotras le hemos dado primero con spray. Al secar mis niñas las han decorado pintándolas con esmalte de uñas.

¡¡Y ya tenemos listas nuestras pulseras hechas por nosotras mismas!! Hacer sus cosas propias ayuda mucho a mejorar su autoestima.

Hicimos un contenedor para el reciclado de los envases, pasad a verlo. Y si os animáis a hacer las pulseras o el contenedor espero que me lo contéis.

Dejadme en los comentarios qué pulseras o accesorios les gusta hacer a vuestros peques. ¡¡Me encanta leeros!!

¡¡El invierno con juegos es muy divertido!!

Iglú para protegerse en invierno

Sí, lo sé, no me he vuelto loca. El invierno ya ha acabado y hemos empezado con estación con más luz, la primavera!! Y de aquí a nada estamos en verano. Pero no podía dejar de enseñaros las actividades y juegos que hemos estado haciendo sobre el invierno.

No he podido hacerlo antes, pero estoy segura que os será útiles, algunos incluso se pueden adaptar a todas las estaciones y poder trabajarlas así de una manera divertida!! Seguro que os animáis, ¿a qué sí?? Además, parece que se ha vuelto a instalar el frío, así que seguro que a vuestros peques les apetece hacer alguna de ellas.

La primera actividad que os traigo fueron unas manoplas que decoraron ellas con goma eva y algodón. Yo les recorté en goma eva un par de manoplas para cada una, les di algodón y figuras de goma eva adhesivas. Ellas hicieron sus primeros pinitos en el mundode la moda!!

Pasamos al arte de invierno!! Aquí tenemos dos propuestas. Hicimos un oso polar . Sólo les dibujé un círculo en una cartulina y ellas con un tenedor y pintura blanca dibujaron la forma de la cabeza. Después, con unos discos de algodón cortados por la mitad hicimos las orejas, para el hocico utilizamos un disco entero. Los ojos los pintamos con un rotulador y listo!!

La segunda propuesta de arte en invierno es un iglú, al que dimos forma con unas piezas de construcción. Utilizamos dos cartulinas para ello. Una más oscura (que nos hizo de fondo) y otro más claro donde pintamos nuestro íglú.

No podíamos dejar de hacer nieve artificial!! Hemos vuelto a repetir con la receta de bicarbonato (3 partes de bicarbonato por una de agua).

Invierno con nieve, en este caso artificial, bicarbonato con agua

Y hemos probado también la receta con un pañal. Ésta queda muy parecida a la nieve!! Cogemos un pañal y le sacamos la parte donde absorbe, lo colocamos en una bandeja y añadimos agua poco a poco hasta obtener la consistencia adecuada.

Nieve artificial, con empapador de pañales

La nieve que hicimos con el pañal, la pintamos!!!! Esta experiencia fue totalmente enriquecedora, observamos lo mucho que costaba hacerlo con el pincel. Descubrimos que no todas las superficies se pintan de igual forma, o con la misma facilidad.

Pintamos la nieve artificial en invierno

Otra actividad sensorial muy divertida fue pintar un muñeco de nieve con espuma de afeitar!!! Ponemos espuma de afeitar y pegamento escolar a partes iguales. Queda una pintura muy densa, pero al secar la textura es increíble, queda muy esponjosa y súper agradable de tocar.

Aquí os he dejado unas cuantas actividades, pero podéis ver este cuadro de invierno que pintaron mis niñas con muy poca ayuda mía, es muy fácil para ellos!! Y si queréis ver la colección completa de las estaciones pasad por aquí.

Cuadro de invierno. Arte infantil entre dos

Cuadro de invierno terminado

El frío ha llegado para quedarse, al menos eso es lo que parece. Vamos a hacer un cuadro para darle la bienvenida.

El invierno tiene cosas muy bonitas, me encanta la nieve, sobre todo si es en fin de semana. Me gusta mucho el calor del hogar, pasar las tardes en casa haciendo cositas, cocinando, …

Siguiendo con la propuesta que os comenté en Instagram, estamos trabajando el invierno y el frío, hemos hecho un cuadro de invierno. y os comento que lo he dicho muchas veces, pero ésta es la definitiva, vamos a hacer uno en cada inicio de estación hasta completar los cuatros , y los colgaremos en casa.

Hace un tiempo, hicimos un árbol, pero en este caso fue un juego para aprender los colores.

Vamos a ello, necesitamos muy pocos materiales, pero apuntad para que no se os olvide ninguno.

  • Lienzo del tamaño elegido
  • Tres tonos de témpera azul, o en su defecto azul y blanco o negro para hacer mezcla y conseguir tres tonos distintos.
  • Témpera blanca y témpera marrón
  • Tres estropajos
  • Tres rollos de papel higiénico
  • Bastoncillos de los oídos
  • Pincel

¡¡Manos a la obra!!

En primer lugar pegamos los estropajos a los rollos de papel higiénico, yo los hice con la pistola de silicona. Esto es con el fin de que  sea más fácil para las manos más pequeñas.

Mezclamos los colores para obtener tres tonos de azul distintos. Nosotras tenemos un azul intermedio ,con lo que echamos en tres platos distintos y uno lo dejamos tal cual, a otro le pusimos un poco de témpera negra, y  a otro un poco de témpera blanca. Así ya los teníamos los tres tonos.

Es el momento de dejar que las artistas se expresen, empezando a estampar los tres tonos según les apetecía. Una vez está el lienzo cubierto totalmente hay que dejar secar. En este punto fue donde recibí más de una queja, querían hacerlo todo ya!!

Pintamos el cuadro con esponjas y varios tonos de azul y gris

Una vez seco necesitamos la témpera blanca y bastoncillos de los oídos, y de la misma manera que antes, estampando, creamos los copos de nieve. Y otra vez lo dejamos secar…

Con bastoncillos pintamos los copos de nieve

Ahora llega el único momento de toda esta obra en el que intervengo yo. Dibujé un tronco de árbol con sus ramas despejadas, sin una hoja (según Carla el otoño ya ha pasado y se lleva todas las hojas). Después Carla, esta vez ella sola, lo pintó con pincel.

Ya tenemos nuestro primer cuadro de la futura colección “las estaciones”, ¿os gusta? Hacedlo que los peques lo van a disfrutar muchísimo. Un cuadro que pueden hacer solos de principio a fin.

Cuadro de invierno terminado

Si queréis ver la colección de todos los cuadros de las estaciones os dejo aquí el enlace. En casa estamos encantados con el resultado.

Árbol de los colores. Aprender cogiendo «frutas»

Lo pegamos todo en la pared

Hoy vamos a hacer nuestro árbol de los colores. Un juego muy fácil de hacer en casa, y que va a gustar mucho a los más pequeños.

A partir de los dos años l@s niñ@s empiezan a redescubrir los objetos que tienen a su alcance (el pantalón de color azul).

Cuando empiezan a ser conscientes, para ell@s nada tendrá mucho sentido, repetirán los nombres de los colores que tú le digas, sin comprender si quiera que el azul es un color; pero poco a poco, con la experiencia y la repetición, irán interiorizando estos conceptos.

Antes, para mí niña pequeña, todos los colores eran azul o amarillo.

Es curioso, los primeros colores que aprendió realmente fueron el verde y rojo, y todo debido a que de camino a la guardería en coche, en cada semáforo le decía “está de color rojo, cuando cambie a color verde me avisas”.

Recomiendo que para ayudarles en este proceso les describamos los objetos que ven o usan habitualmente centrándonos sólo en el color, y a poder ser objetos que sólo tengan un color “ el jersey es de color rojo” y no “el jersey es de color rojo con rayas azules”.

Sobre todo, me gustaría que todos tuviésemos claro que cada niñ@ tiene un proceso madurativo distinto y que nunca hay que forzarl@ a hacer cosas para las que no están preparad@s.

De la misma manera, si preparamos algún juego, alguna actividad, si en ese momento al peque no le apetece, se deja para otro momento en que esté realmente interesad@.

El juego es la principal herramienta para el aprendizaje, podemos proponerles muchos juegos para aprender los colores. Uno de los que más me gustan es «La oruga de colores»

Hoy os voy a enseñar el juego del árbol de colores que hicimos en casa y que a la peque le gustó mucho.

¿Qué necesitamos?

• Tapones de distintos colores

• Una caja de zapatos

• Rotuladores de los mismos colores que hayamos elegido los tapones

• Cartulina marrón y verde

• Velcro del que se pega

¿Cómo lo hacemos?

En primer lugar, a la caja de zapatos le hacemos cuadro agujeros y pintamos el borde de cada uno de los colores que hemos elegido los tapones (en nuestro caso fueron cuatro colores distintos).

Con las cartulinas recortamos para hacer la forma de árbol. Con la marrón hacemos el tronco y con la verde lo que serán las hojas.

Cortamos la cartulina marrón, dándole forma de tronco de árbol
La copa del árbol la hacemos también con cartulina, verde en este caso

Sobre lo que son las ramas (la cartulina verde ya recortada con su forma) pegamos trocitos de velcro (la parte suave) y sobre los tapones pegamos la parte rugosa.

Colocamos velcro sobre los tapones y la copa del árbol

Colocamos los tapones en nuestro árbol, ¡va a quedar cargadito de frutos!!

Colocamos los tapones en el árbol

El árbol lo pegamos (ya completo) a la pared.

Lo pegamos todo en la pared

Este juego consiste en recoger la fruta y ponerla en la caja por su agujero correspondiente. Durante el juego, le ayudamos diciendo el color, “qué bien, has cogido el de color rojo”.

A jugar con nuestro árbol de colores

Espero que os guste, que lo hagáis en casa y sobre todo que vuestros peques lo disfruten mucho.

Pásate por este post, estoy segura que también te va a gustar mucho.

Contenedor reciclado para darle una segunda vida reciclando

Qué importante es la educación ambiental. Aunque más que importante, es fundamental, al menos así lo veo yo. Con la realización de este contenedor vamos a fomentarlo.

Desde muy pequeñas mis niñas siempre me acompañan a reciclar, y participan en casa y en el colegio en la separación de residuos.

Ellas ya saben que los envases van al contenedor amarillo, el vidrio al verde,…

Pero siempre separábamos en bolsas de plástico o de papel dependiendo de su destino. Ahora estamos creando nuestros propios contenedores. Y como no podía ser de otra manera, lo estamos haciendo con material reciclado.

Para empezar, hemos empezado con el contenedor para reciclar los envases. Debía ser algo que pudiesen llevar ellas solas, pero en el que nos cupiesen, al menos, tres o cuatro envases.

La solución llegó pronto, una garrafa de agua de 8 litros!! ¿No os parece perfecto?

¿Qué necesitamos?

  • Una garrafa de agua de 8 litros
  • Un cúter
  • Pegamento blanco escolar o cola
  • Papel de seda de varios colores
  • Pinceles o brochas
  • Un poco de agua
  • Un cordón de zapatillas
  • Taladro de papelería

¿Cómo lo hacemos?

En primer lugar le quitamos a la garrafa de agua las pegatinas que pudiera llevar y le cortamos la parte de arriba para que nos quede lo más cuadrada posible.

Cortamos el papel de seda en trozos no muy pequeños, sobre todo si los niños son muy pequeños, así lo podrán manejar mejor. Si los cortan con tijeras, también estarán desarrollando esa habilidad. ¿Os gustaría ver actividades divertidas para aprender a usar las tijeras? Pincha aquí.

Cortamos el contenedor reciclado

En un cuenco mezclamos el pegamento escolar con un poquito de agua.

Ahora viene la parte del trabajo que más les gustó a mis niñas. Con unas brochas hay que «pintar» el contenedor con la mezcla del pegamento, colocar encima los trozos de papel de seda y volver a pintar encima del papel.

Así hasta completar todo el perímetro de nuestro contenedor. Al acabar debemos dejar secar al aire, tarda bastante poco en secar.

Una vez que esté bien seca le hacemos dos agujeros, uno frente al otro, con un taladro escolar se hace muy bien, y le atamos un cordón, eso nos hará de asa. Así todo es reciclar!!!

Nuestro contenedor está listo para usar

Pues así de bonito nos quedó nuestro contenedor para reciclar envases!!

En casa hacemos muchas actividades con materiales reciclados, seguro que te gustaría ver todo en nuestro Instagram.

¿Cómo ayudáis a vuestros peques a reciclar? ¿Tenéis trucos o les gusta la idea por si sola??